Los comentarios son off para este post

La ministra de Medio Ambiente chilena inauguró el Pabellón de Chile en la COP25 que se celebró en Madrid bajo su presidencia

En el acto de inauguración también intervino el presidente de la Fundacion Chile-España, Emilio Gilolmo quien destacó la importancia de “avanzar en nuevas y ambiciosas medidas climáticas”

El pasado 3 de diciembre se produjo en las instalaciones de la COP25 en IFEMA un cóctel de bienvenida en el que la titular del Ministerio del Medio Ambiente de Chile, Carolina Schmidt, quiso recibir a un nutrido grupo de representantes de instituciones políticas y/o empresariales entre las que se encontraba la FCE como patrocinadora del evento y numerosas corporaciones de su patronato como Acciona, Banco Santander, Dentons Larraín Rencoret, Enagas, Globalvia, Instituto Europeo del Sueño, Maxam, Mutua Madrileña, Rinol, Telefónica, Sacyr, Suez, Uría Menéndez y Zertior. Como es sabido, Madrid albergará entre los días 2 y 13 de diciembre la XXV Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, encuentro dirigido por Chile y que se decidió acoger en España ante las dificultades políticas que atraviesa el país austral. Ante más de trescientos invitados, Schmidt incidió durante su intervención, en la necesidad de tomar medidas ambiciosas que permitan la correcta implementación del Acuerdo de París, cuyas directrices deben comenzar a aplicarse a partir de enero de 2020.

En este sentido, la máxima responsable del país organizador profundizó en el eslogan de la COP25 “Es tiempo de actuar”, indicando que aún estamos a tiempo de revertir la situación climática ante la que nos encontramos. En el encuentro, en el que también estuvo presente el embajador de Chile en España, Roberto Ampuero, se incurrió en la trascendencia que tiene la adopción de directrices gubernamentales que ayuden a paliar y/o mitigar los efectos del cambio climático. Huelga decir que Chile se encuentra a la vanguardia en este asunto, habiendo adoptado una serie de políticas en los últimos años que le sitúan como el indiscutible líder latinoamericano en la transición ecológica. Cabe destacar, por ejemplo, su prohibición del uso de bolsas de plástico o el haber alcanzado el 20% de la producción energética del país mediante el uso de energías renovables como la solar, en cuya producción es potencia mundial.

Dos primeras imágenes cedidas por el equipo de Cop25 Chile